En busca de un lugar dónde encontrarme

Hilos de una historia

Soñando despierta

en 16 de marzo de 2006
Volví como cada semana, con una cita fiel con los amigos y amigas, el motivo… quizás la amistad, quizás ahogar las penas que nos atormetan durante la semana, quizás esa noche iba a ser grande, aún recuerdo noches épicas, anécdotas miles… consumiendo litros de alcohol en cualquier lugar, de cualquier sitio… todo vale.
 
Llego tarde a la cita, como siempre, saludos a diestro y siniestro, comentamos hechos de última hora, primeras risas, se esperan a los últimos rezagados, primeros canutos en una noche que aun siendo una más espero que sea distinta; la adrenalina va subiendo por mis venas, como si un tren sin  rumbo navegara por mi sangre… sin saber qué me deparará la noche… a dónde me llevará… en qué estación pararé. La noche va cayendo… el alcohol también; por un momento, unos brazos se acercan a mí al ritmo frenético de la música de aquel pub… hola, cómo te llamas… me dice su nombre respondiéndome con dos besos, ni siquiera me he enterado… tampoco hago interés en volver a preguntar… simplemente dejo que el tren continúe por mis venas, sin destino… su cuerpo se junta al mío al son de la música… todo continúa igual… él conmigo, yo con él, pero sigo buscando sus ojos por todo el bar… creo q nos los veo, pero sé que está en la ciudad, aún sigo mirando todas las caras por si está la suya entre ellas… aquel chico marcha a bailar con  más gente, yo continúo con los mios… ¿he tenido un sueño dentro de un sueño?… no sé… demasiados pensamientos en mi cerebro como para ponerme a divagar por un cuerpo contoneándose de forma loca… quizás bebí demasiado.
 
Una llamada traicionera del corazón hacia “nadie”… un sueño por el que quizás no debiera volar… mi corazón me decía “no sueñes eso”… tenía esa sensación… la voz interior: la mejor consejera. Nuestro mundo ya no existe, sólo está el mío queriéndolo convertir de nuevo en lo que era… un mundo para los dos, donde la gente nos sobraba… el tuyo ya no lo veo, es distinto… quizás es lo mejor, vivir mi mundo sin tí… pero te sigo buscando en el bar, en mis sueños, en mi mundo…
 
Me quedo en la calle con el único colega que ha resistido la juerga… hablamos medio borrachos la experiencia de hoy… ¿hemos cometido errores? muchos, total, ¿cuántos sábados hay?… allí nos kedamos… charlando, pensando… maldiciendo la suerte… PERO SIEMPRE SOÑANDO
                                                                                                           Vero (Abril 2003) 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: